TransFormación CAI
 
Antes de Educar
Si por un momento apartamos nuestro foco de atención de lo que hemos de hacer con los niños para educarlos, podremos ver que los conflictos que aparecen con estos niños y niñas no es porque falten teorías sobre como educarlos, hay muchas y variadas, y todas tienen su parte de verdad. El conflicto lo lleva el propio adulto donde quiera que va, y este conflicto irrumpe y emerge de nosotros de modo inesperado y desagradable: gritamos cuando no queremos, tenemos problemas en claustro de profesores, con la pareja decimos que la amamos pero acabamos haciéndole daño, queremos paz de boquilla pero cultivamos la guerra, etc., etc. Mientras esto no se mire, el cómo educar a un niño puede ser incluso un refugio para no mirar aquello que el corazón nos pide que miremos.

El Camino del CAI
En cierta ocasión le preguntaron a Micheangelo Buonarroti (pintor de la Capilla Sixtina y escultor del David que lleva su nombre), ¿cómo podía sacar de un bloque de mármol en bruto unas esculturas tan reales y maravillosas? Michelangelo contestó que la figura ya estaba dentro del bloque, lo único que él hacia era quitar aquello que impedía que la viéramos en toda su belleza.
    En la TransFormación CAI hacemos lo mismo, pero en lugar de quitar trozos de mármol que estorban, descubriremos y desecharemos de nosotros todo aquello que no forma parte de nuestro ser y que nos impide vivir con plenitud. Es este un aprendizaje ligero pues cuánto más profundizamos más nos desprendemos de aquello que nos estorba, y paradójicamente más llenos, plenos y amorosos vivimos. 
    Sin embargo para quitar y tirar primero hay que descubrir, y para descubrir es necesario estar alerta, indagar, con el fin de distinguir lo genuino de nuestro ser de lo falso que nos hemos ido poniendo encima por miedo a que nos rechazaran, a no ser queridos etc. Por ello, como no se trata de memorizar, de seguir preceptos o teorías, sino de descubrir, es imprescindible estar muy alerta, pues lo falso están tan incrustado en nuestros ser que parece genuino. 
    Así despojados de todos los parches, de todo el cartón piedra, descubriremos quienes realmente somos: seres inmensos e inabarcables. En ese momento viviremos un Amor Grande y esto no sólo lo notaremos nosotros, también nuestra pareja, hijos, etc., es la mejor herencia que podemos legar.
    Os doy la Bienvenida a esta travesía por los océanos del Alma

A quien se dirige: La Formación CAI está creada para quienes deseen apostar por una vida plena en relación con la pareja, los hijos, la familia, amigos, la profesión, etc, por tanto está abierta a cualquier profesional y a cualquier persona tenga hijos o no.

Características:
  * La fuerza del Grupo Quienes asisten a la Formación aprenden y comprenden junto y a través de los otros, y todos aprovechamos la fuerza del Grupo para Crecer y apoyar el conocimiento del Sí mismo.

   * Se aprende mediante la observación y la indagación, en lugar de la memorización. Sólo sabemos realmente algo, cuando lo hemos Comprendido

    * Cada participante investigará entre Encuentro y Encuentro y sus investigaciones las compartirá con el resto del Grupo, así todos nos nutrimos de todos, tanto de los errores como de los aciertos.

Se facilitará que el Grupo pueda reunirse, (no es obligatorio) al menos una vez cada 15 días para Recordar y cuidar de las comprensiones que se han tenido. 

Resumen del Programa:
El programa del CAI es orgánico es decir se adapta a las inquietudes y problemáticas de los participantes en cada Grupo, no hay pues un programa previo e inamovible a seguir, sino que el contenido del programa se adapta a la realidad que estén pasando en ese momento las personas que asisten al CAI
De todos modos habrá los siguientes pilares básicos que sí se mantendrán en todos los grupos

La relación de pareja
La relación con nuestra familia de origen
La enfermedad como mensajera del Alma
La sexualidad con Alma
Nuestra relación con los deseos
Aprovechamiento del Dolor y la Culpa para nuestra transFormación
VIDA COTIDIANA Y LOS HIJOS. 
La intervención que cuida la vida
La palabra como medio de cuidar el Alma del pequeño
Aprovechamiento de los errores 
Los traumas de la infancia
La adopción...

(Quedan otros temas muy interesantes que a lo largo del curso quizás se organicen Encuentros Monográficos: * El Cuidado del Alma durante el embarazo y Parto - El Amor Evitado - * En paz - *La separación y el divorcio, etc.

Igualmente habrá un espacio en cada Encuentro para cultivar una mirada hacia el cuerpo en el que vivimos y su necesidades

Información adicional: 
barcelona@fundacioncai.com mailto:barcelona@fundacioncai.comshapeimage_3_link_0

El CAI, más que un método educativo, es un camino de realización y sabiduría cuyo punto de partida es el cuidado profundo de nuestros niños y niñas.

BIENVENIDA          REFLEXIONES DE SABIOS          EL CAMINO DEL CAI          CRISTÓBAL GUTIÉRREZ          TransFormación CAI          AGENDA        EVENTOS        

ARTÍCULOS         VIVENCIAS   BIENVENIDA.htmlReflexiones_de_Sabios.htmlEL_CAMINO_DEL_CAI.htmlCRISTOBAL_GUTIERREZ.htmlAGENDA.htmlEVENTOS.htmlARTICULOS.htmlVIVENCIAS.htmlEVENTOS.htmlshapeimage_5_link_0shapeimage_5_link_1shapeimage_5_link_2shapeimage_5_link_3shapeimage_5_link_4shapeimage_5_link_5shapeimage_5_link_6shapeimage_5_link_7shapeimage_5_link_8shapeimage_5_link_9
Breve
Diccionario CAI

Alma: la fuerza que nos anima, y mantiene cohesionado nuestro organismo. También es la fuerza que mantiene vinculados a diferentes integrantes de una familia, pueblo, tribu, etc.
Dicen que el Alma pesa poco, pero sin ella, el cuerpo es sólo un trozo de carne inanimado. 
El concepto Alma es anterior a cualquier religión.

Desanimado: Con poco contacto con el Alma

Desalmado: Enajenado del Alma

Cuidar es algo natural, instintivo, no es una teoría, sale del corazón y se dirige al corazón. Al contrario Educar es algo cultural y por tanto existen muchas visiones y métodos.
Tanto los niños como los adultos ante todo necesitamos ser Cuidados. Si cuido estoy en contacto con la vida. Si no estoy en contacto, no cuido. Por ello quien Cuida, educa, pero quien Educa no siempre Cuida.

Comprender implica todo el ser, cada célula, bacteria, microbio, cada poro de nuestro ser participa en la Comprensión. La Comprensión es un regalo, no puede tenerse a voluntad, simplemente acontece, sin embargo pueden crearse las situaciones para que la Comprensión florezca. A diferencia del Entendimiento en la Comprensión no hay duda pues no entra la mente excluyente. En el Zen a esta Comprensión se la denomina Satori. En inglés se denomina Insight

Entendimiento: quiere decir captar un mensaje mediante la lógica y el raciocinio. Al contrario que la Comprensión, no implica todo el ser.

Transformación Ir más allá de la forma, de los métodos, de las teorías, es escuchar la Vida y la vida es inesperada, no puede encerrarse en ningún método.

Libre es aquel que deja que la transformación le acontezca.

Recordar. Volver a pasar nuestras imágenes por el corazón